El año del vacío


Se escapó un año bravo, como esas olas que te revuelcan y te dejan machucado en la orilla, con arena en los ojos y los pulmones inflados de agua y sal. Como una montaña rusa que te corta el aliento, te hace gritar, temer, suplicar, pero que cuando te bajás decís: quiero más.

Un año con señales en el cielo y fuertes golpes de timón, escapando de tormentas, pero con islas donde descansar y recargar. Un año para valientes. Un año sin zonas de confort. Un año para pocos. Un año sagrado. Un año para no olvidar.

“Somos así, soñamos el vuelo pero tememos a las alturas. Para volar es necesario amar el vacío. Porque el vuelo sólo ocurre si existe el vacío. El vacío es el espacio de la libertad, la ausencia de certezas. Los hombres quieren volar pero temen al vacío. No pueden vivir sin certezas. Por eso cambian el vuelo por jaulas. Las jaulas son el lugar donde las certezas viven” Rubem Alves

Every thing that kills me makes me feel alive.

Everything that drowns me makes me wanna fly

 

Anuncios

Comentá!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s