Prohibido pisar


Hay seres que no dejan que pisemos el suelo. Que nos mantienen en el aire aunque sea a soplidos. Que gastan sus pulmones por vernos volar, sin colocar una cadena de púas para hacernos regresar cuando estamos demasiado lejos. Amor del bueno, ese que va en contra del propio deseo. Acaso puede llamarse amor el disfrazarse de necesidad? Amor del bueno, sólo sabe de manos abiertas y de ojos en el cielo. Puede resultar difícil coincidir con estos seres, pero si  aprendemos a querer con el corazón abierto quizás tengamos la dicha de encontrar a quien quiera volar parejo.

You can’t make yourself stop dreaming

Anuncios

Comentá!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s