Samadhi


Plenitud de saber que somos uno. Que el dolor, la alegría, el miedo y la paz en el otro es mi dolor, mi alegría, mi miedo y mi paz. Pude sentir el samadhi sin necesidad de inciensos, ni posturas yoguicas. Alcanza con despertar el corazón y observar sin pensar. El otro soy yo y yo soy el otro. Pero no desde la caridad, ni la solidaridad ni tampoco como slogan político. Sino que somos un pedazo de alma universal repartida en infinitos cuerpos, de diversas formas y de todos los reinos. Hoy lo volví a sentir mientras caminaba por la calle. De la nada surgieron palabras donde todo era unidad. y un amor infinito que brotaba del medio del pecho. El ego sofoca la chispa divina, aunque no puede jamás apagarla, pero cuando logramos hacerlo callar un rato es posible experimentar el no miedo y el no dolor; ser uno. Que mejor tema para escuchar en un instante de samadhi que este de Serú Giran…

“Yo canto para librarme 
de las cadenas negras de ideas y palabras 
que trazan una línea en el agua 
dividiendo lo indivisible 
vos y yo. “

Anuncios

Comentá!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s