Anclada


Días raros estos. De euforia y bajón. De vuelos altos y otros rasantes. Predomina el deseo, ver hasta donde puedo llegar, lo que puedo alcanzar. Es mi cabra de montaña la que siempre me empuja a la cima y el escorpión el que me entierra en la arena. Por un ratito nada más, rescatame.

 

Anuncios

Comentá!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s