Lie to me


VIvir en la impostura. Tanto que hasta lo cree real. Vivir para conformar, para ser admirado por cualidades que no cree tener y necesita fabricar. Se llena el alma con miradas ajenas, queriendo abarcar más de lo que puede o necesita. Se nutre de admiración y palabras vacías. Mientras tanto se ríe, se ríe de lo profundo, de lo que perdura, de todo aquello que no es superfluo, como quien se ríe de lo que no entiende o no puede soportar. Se ríe de la locura ajena sin ver que su propia locura es vivir una vida fingida. Hasta que surge el inevitable declive, mientras se va acortando el camino, que lo obliga a desnudarse de a poco, quemando cada capa hasta llegar al centro. Y ahí hay dos opciones aprender a caminar desnudo sobre las cenizas o seguir sonriendo mientras el fuego lo termina de consumir.

Anuncios

Comentá!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s