Verano del 88


Cada vez que escucho esta canción me acuerdo de vos. 4 de marzo del 88 a las 18.00. Yo con mini de jean blanco, zapatillas nike, remera rosa. Vos con Jeans Uniform, zapatillas Nike clásicas (con la pipa roja), una camisa leñadora y el pelo rubio bien cortito peinado con gel. Los dos muy bronceados de las recién terminadas vacaciones. El lugar era Córdoba y Bulnes, haciendo cola para entrar a Dimensión. Yo no tenía ni 14 años y vos como mucho dos años más que yo. Afuera nos miramos y adentro me encaraste, tenías olor chicle de frutilla beldent mezclado con Cobert Noir. Yo no tenía teléfono, así que me diste el tuyo y yo te llamé… 426-70XX. Todavía no estaba el 4 extra.

Dos años estuvimos juntos, con interrupciones porque te dejé 4 veces porque estaba “confundida”, aunque siempre te volvía a llamar. Me pasabas a buscar por el colegio, venías a estudiar conmigo programación en basic y pascal (que no te interesaba ni un poco) sólo para vigilarme. En esa época no era necesario, si me portaba bien! Fuimos a ver Línea Mortal y alguna de Freddy. A veces, sólo para cambiar, en vez de los reservados de Dimensión, elegíamos los de Cinema. Nos gustaba ir a The Embers en Santa Fe y Callo y a Fuddruckers. Los jeans los comprabamos en Magic, en Santa Fe y Larrea, marcas Uniform y Turquoise únicamente. Cartas, miles, firmadas con infinito punto rojo for ever entre Maru y George. Después del ’92 nos volvimos a cruzar un par de veces, buena onda, pero ya no eramos los mismos y otras personas tomaron nuestros lugares quizás de forma más intensa o prolongada. Ni vos usabas Cobert Noir ni yo Dix L’amour.

Pasamos muchos, muchísimos momentos lindos. Y pensandolo bien, era imposible pasarlo mal. Si teníamos todo, eramos chicos (recién adolescentes), todo era nuevo. Teníamos a todos los seres queridos a nuestro lado, no sabíamos lo que era el verdadero dolor, ni conocíamos la muerte, todo era inmortalidad, tiempo libre, despreocupación y sueños.
Así que por todos estos momentos lindos, cada vez que escuche esta canción, o sienta olor a chicle beldent de frutilla, me voy a acordar de vos, George 🙂

Anuncios

Comentá!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s