La belleza de lo roto


Los valientes rotos también pintamos con oro las cicatrices. Kintsugi humano. Tanto oro, que al final, no se puede evitar brillar.

…I don’t care if it hurts…